Hermenegildo Sabat, conocido por el apodo de Menchi, fue un maestro de periodismo y un artista reconocido a nivel internacional por su talento y convicciones democráticas.
Falleció en la madrugada del 2 de octubre de 2018.
Se ha consagrado en Buenos Aires en el ejercicio del periodismo de opinión a través de la caricatura política, tipo de retrato en el que la exageración o distorsión de la apariencia física crea un parecido fácilmente identificable, generalmente, humorístico. Este género cuenta entre sus antecedentes históricos con Honoré Daumier, el mejor caricaturista francés del siglo XIX. Revolucionario por su trazo exacto, algunas de sus caricaturas fueron muy incisivas para su tiempo, por lo que en 1832 estuvo seis meses en prisión por un retrato del rey Luis Felipe I de Orleans.
No hace mucho tiempo, en Buenos Aires, Hermenegildo Sábat también recibió una importante crítica por una de sus caricaturas, reflejando la vigencia y el poder comunicacional de estas imágenes, claramente expresada por Roy Bartholomew, Dogor, en 1979: El lápiz cotidiano e incisivo de Sábat cala en el revés de la trama, trae a superficie versiones ocultas del rostro interior, sabe ver lo que otros no ven …
Sábat nace en Montevideo el 23 de junio de 1933 y se nacionaliza argentino en 1980. Su padre fue dibujante, periodista y escritor, y su abuelo, a corta edad, se dedicó a la pintura. Vive en Argentina desde 1966, donde desarrolló su carrera de caricaturista en los periódicos La Opinión, Primera Plana, Editorial Atlántida. En 1973 comienza a ilustrar la página de política del diario Clarín. Sus imágenes han transmitido profundos contenidos a través de un lenguaje rico y amplio en el que se destacan la aplicación de la línea, la mancha y la textura, a las que más tarde suma el color en las técnicas mixtas y la técnica del acrílico en sus pinturas. A través de estos medios ha dado cuenta de su particular manera de contactarse con la actualidad, expresando hechos importantes mediante la hipérbole y el humor mordaz, cumpliendo una importante función crítica. Son memorables las tintas sobre Raúl Alfonsín y Carlos Menem, como también las técnicas mixtas sobre Aníbal Troilo, Astor Piazzola y Gardel en las que combina la tinta con la acuarela y por último sus retratos con pintura acrílica entre los que se destacan Carlos Gardel y Jorge Luis Borges.
Entre otros galardones, ocupó los últimos cuatro años la presidencia de la Academia Nacional de Periodismo. Recibió recientemente el Premio Konex de Brillante de Comunicación y Periodismo, además de los premios Personalidad Emérita de la Cultura Argentina y el Premio María Moors Cabot de la Universidad de Columbia por sus dibujos durante la última dictadura militar. Era Ciudadano Ilustre de Buenos Aires y Personalidad Emérita de la Cultura Argentina desde 1996.

Mg. Micaela Patania
Curadora del Programa “ALMA- Arte y Medicina en AMA”

Arte y Medicina
Compartir //